Ruta

Inicio de la ruta
: Puerto de Navacerrada
Tipo de ruta: No circular
Tiempo estimado: 4h.45min. + descansos
Dificultad: Media-baja
Desnivel a salvar: 240m en el tramo de subida
Final de la ruta: Cercerilla

Iniciamos nuestra andadura en la venta de Arias, situada en el mismo puerto de Navacerrada, subiremos por una carretera que se inicia a la izquierda. Inmediatamente se pasa al pie de la pista de esquí del telégrafo y dejamos la carretera de asfalto por la izquierda, subiendo una escalera metálica adosada a la estación inferior de su telesilla, para seguir subiendo por la pista.

Ganar altura por el lado izquierdo de la pista, cuando alcancemos la parte alta de está, cogeremos un camino de tierra que va por la parte superior de la loma, en dirección a unas rocas que vemos más adelante en un altillo. Pasamos por una explanada bajo la cual se encuentra el depósito de agua de los cañones de nieve.

Pasamos de largo un camino que va hacia la izquierda y enseguida llegamos a una bifurcación poco visible. Seguir por el ramal de la derecha. En unos minutos llegamos a la altura de una pradera, que queda a nuestra izquierda. Vemos poco más adelante la cuesta cubierta de pinar que tenemos que remontar para alcanzar la cumbre. Pasamos junto a unas rocas con blancas y amarillas, y unos metros más allá alcanzamos un colladito poco marcado al pie de la subida entre el pinar. Comenzamos a subir por cualquiera de los senderos señalizados con pequeños hitos de piedra, a nuestra izquierda vemos marcas blancas y amarillas de la senda herreros que no tomaremos.

Según vamos ganando altura iremos dejando los pinos de la ladera, hasta que lleguemos a una zona pedregosa, que atravesaremos por un camino arenoso. La pendiente se suaviza, unos pocos metros más arriba, vemos el vértice geodésico del Séptimo Pico, seguiremos hasta llegar a él (2138m ; 1h. 15min.). Rodeamos el pico `por la derecha subir a él, y seguir bajando en dirección al sexto Pico, en pocos metros nos encontramos con él, resulta fácil subir pero el sendero que vamos siguiendo lo bordea por la derecha, tras un zigzag el camino sigue hasta el quinto Pico por una media ladera fácil, ganando altura.

El sendero rodea el peñascal de Quinto pico, que dejamos a la izquierda, y sigue ganando altura en diagonal. Si queremos hacer todas y cada una de estas cumbres no hay más remedio que trepar por los peñascales, lo que resulta un poco trabajoso.

Pasamos por un par de pinos retorcidos, y llegamos a una bifurcación poco visible. El sendero más marcado sigue bajando por en diagonal por la derecha, directamente al collado ventoso, pero nosotros seguiremos por el ramal de la izquierda, que gana altura, dejando el Cuarto Pico a la izquierda, y sale a la parte alta de una canal llena de bloques, por la que tenemos que bajar.

Descender por esta canal, fácil y sin peligro alguno, para salir a una especie de colladito de tierra, cogeremos otra vez el sendero ya visible, que rodea por la derecha los bloques del Tercer Pico, poco más adelante vemos las llamativa paredes de este Pico, en la que se abre la ventana del Diablo, hacia donde nos dirigimos.

En pocos minutos llegamos al collado que separa el tercer y segundo pico. Volver al colladito y subir hacia el segundo Pico, por un ancho corredor que separa su cumbre, en el final de este corredor hay que trepar algo por rocas, para alcanzar la cumbre (2089m;2h). Volver a bajar al colladito de separación con el Tercer Pico, girar en ángulo recto hacia el norte, izquierda, y comenzar a bajar por una vaguada, señalizada con numerosos hitos, que enseguida entra en el pinar, un poco más abajo vemos otra línea de hitos que se separan de la vaguada hacia la derecha. Seguir por estas marcas, perdiendo altura hasta llegar al collado Ventoso. Seguimos la bajada y nos encontramos con la pradera de collado Ventoso (1892m; 2h.22min.).

Continuamos desde el collado Ventoso hasta el S.O., bajando a lo largo de la pradera de Siete Picos. Seguiremos las marcas amarillas de camino Schmid, pero no confundirse con las de la senda de los Alevines, que se inician poco más abajo y van hacia la izquierda.

El camino Schmid pierde altura con bastante inclinación. Unos metros más adelante nos encontramos con la fuente de A.Ruiz de Velasco, que queda a la derecha del camino, muy pocos metros antes de alcanzar la carretera de la Republica.

Cruzar en diagonal la carretera, para continuar al otro lado por el mismo camino Schmid, seguimos bajando hasta que nos encontramos con una pista forestal, que seguiremos. Pronto se llega a una barrera, pasarla y continuar unos metros por la pista. Hacia la derecha vemos la fuerte rampa de la Calzada Romana, que sube hacia el puerto de Fuenbria. Dejar aquí la pista forestal y coger la calzada hacia la izquierda. Comenzamos a bajar hasta cruzar con una gran barrera que corta el paso, pero que cruzaremos por un portillo de peatones, unos metros más abajo nos encontramos con el Puente romano (3h.30min.), lo pasamos y nos encontramos con el asfalto de una carretera que discurre por el fondo del valle, por la que seguiremos, entre un hermoso pinar. Unos minutos más allá pasaremos por otra barrera, tras ella veremos ya coches, y enseguida llegaremos al bar-restaurante, donde hay un aparcamiento a la derecha donde tendremos un coche (4h.).

De no tener coche no hay más remedio que continuar carretera abajo, hasta llegar a Cercerilla, distante algo más de 3km. (4h.45min)


alt