La nieve que no ha dejado de caer en el tercio norte peninsular desde hace varios días acompañada de fuertes vientos, ha cubierto las montañas de Pirineos y la Cordillera Cantábrica. El riesgo de aludes para el fin de semana es muy alto.

http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/avisos

La nieve caída en las últimas 36 horas en el Pirineo aragonés (entre 50 y 60 cm) ha sido arrastrada por el fuerte viento de noroeste, lo que ha creado acumulaciones mayores en las caras sur y este, formando enormes cornisas y grandes acumulaciones en vaguadas. 

Hoy se espera que en la vertiente norte vuelva a nevar, lo que podría provocaraludes espontáneos en pendientes de 30 grados. Las peligrosas placas de viento se han formado en todas las orientaciones pero especialmente en las laderas sur y este donde nadie debería meternse en pendientes cercanas a los 30 grados.

Mañana sábado el sol volverá al Pirineo Central, y es fácil que, pese al ambiente frío que se espera, se rompan cornisas que provoquen aludes importantes. 

El riesgo de aludes accidentales continuará en nivel 4 (Fuerte) y se aconseja a los esquiadores que vayan a las pistas de esquí que no salgan de las pistas pisadas, pues también en las vertientes nortes se han formado placas. 

Los esquiadores de montaña y excursionistas con raquetas deberán ceñirse a recorridos suaves en terreno abierto o en bosque evitando laderas de moderada inclinación.

El domingo el riesgo de aludes no descenderá e incluso puede aumentar en las laderas sur al subir un poco la temperatura. Información cedida porLameteoqueviene.

También en Picos de Europa ha estado nevando durante los dos últimos días, con espesores de entre 30 y 40 cm por encima de los 1.300 metros, que se han venido a sumar a los otros tantos que cayeron la semana pasada. 


La nieve forma un manto continuo desde los 700 metros de altitud. El espesor a 1.600 metros es de 150 cm y de dos metros por encima de los 2.000. Hoy se prevén fuertes vientos del norte y nevadas desde 600 m, acompañadas de tormentas y que pueden acumular espesores de unos 30 cm a 1.200 metros y mayores más arriba, lo que dará lugar al desencadenamiento espontáneo de aludes pequeños y medianos y con posibilidad de alguno grande en muchas laderas inclinadas, principalmente en orientaciones sur. 

Además, a las cornisas y placas formadas en las anteriores nevadas se van a sumar nuevos mantos que pueden romper posiblemente con sobrecargas débiles. Sus orientaciones más probables van desde el este al sur. 

Mañana sábado remitirán las precipitaciones de nieve durante la mañana, volviendo a nevar débilmente el domingo. El riesgo de aludes para el sábado es de Fuerte (4) por encima de los 1.600 metros y de Notables (3) por debajo. El domingo el riesgo descenderá a Notable y Moderado en las respectivas cotas.  Información ofrecida por la Agencia Estatal de Meteorología.

 

Fuente: Desnivel.es