El segundo  fin de semana de marzo , 19 miembros del Club Deportivo Aguacero, tuvieron el placer de disfrutar de Cantabria…. Infinita.

Esta vez visitamos su parte Oriental concretamente el macizo calizo del Hornijo,rodeado por los ríos Asón y Lagándara,  situamos como “Centro de Operaciones” el albergue de la Federación Española de Espeleología” en Ramales de la Victoria.

Por cierto, las chicas que lo regentan estuvieron muy pendientes de nosotros, facilitándonos todo lo necesario para pasar un buen finde, siempre con una gran sonrisa y predisposición, menudos desayunos, ¡¡¡completitos!!!  Triunfaron  las tostadas de tomate y aceite, por encima de los cereales y bollería.
El tiempo acompañó , a pesar de las previsiones, y pudimos realizar al completo la marcha del sábado, dejando nuestros coches en Riba a 145 m de altitud, ascendimos por pistas y senderos hasta el Hoyo Masayo (645 m) y Salzoso, donde hicimos una breve parada para “echar gasolina” y continuar ruta hasta la cumbre del pico Hornijo ( a 1.181m)  , al que se llega tras una entretenida  pero fácil crestecita.
Eran las 15h cuando una rebelión dentro del grupo sentó nuestras mochilas en las piedras….. los estómagos ya no querían caminar sin meter buen embutido y algo de agua. El Sr Javier , puso orden en la sala, todos a comer y “sá terminao”.
Por la noche tras la ducha caliente y la cena , curiosamente eran carnavales… que cada uno los celebra cuando quiere... Nos encontramos mucho ambiente en el pueblo, con verbena incluída, fotos, risas …. Unos se acostaron antes que otros, la primera en caer: Daniela, (¿¡claro que con 3 años, no estaría bien verla bailando con un cubata a las 2 de la mañana?!)
El domingo amaneció con algunas nieblas y humedades que nos hicieron cambiar de idea, asique , abandonamos el plan del Pico San Vicente y marchamos hacia Laredo, no sin antes pasar por un bonito mirador en la ermita de las Nieves.

Tras el paseo por el mar.. desde la orilla todos los componenetes del grupo, menos uno, que decidió darse un baño y de paso ¡¡agasajar los ojos de las mujeres de la zona!!, comimos juntos y emprendimos camino de vuelta a nuestra Segovia.

Y ya de vuelta a la realidad, nos quedamos esperando las fotos que compartiremos a través de la red.

Gracias a todos , ningua ruta sería posible sin la buena compañía, las viandas compartidas, los buenos ratos que nos empujan a acudir a la próxima salida de abril del Grupo Aguacero.

Javier y Cristina.

GÁLERIA DE IMÁGENES

Fotos: Jose Maria Palomo