El pasado 16 de octubre realizamos una ruta que nos condujo desde el embalse de la Jarosa, en el municipio de Guadarrama, hasta el pico Abantos pasando por el refugio de la Naranjera. 

 
En esta ruta se pudo observar un curioso pozo de nieve, así como unas fantásticas vistas del valle de Cuelgamuros y de El Escorial.

Es una ruta lineal de unos 20 km y 850 mt de desnivel que se van ganado suavemente sin fuertes pendientes, apto para cualquier persona con un nivel físico normal.

Hoy nos quedamos en nuestra Sierra de Guadarrama para hacer una ruta poco frecuente. Salimos del Puente de la Cantina para subir por el Arroyo de las Pintadas hasta el puerto de Navacerrada. Desde allí, seguimos hasta la Bola del mundo y bajamos por la loma del Noruego hasta Cotos.

Hasta este punto hay unos 900 mt de desnivel.

Desde aquí decidiremos si bajamos por el camino viejo del Paular hasta el inicio en el Puente de la Cantina o, si tenemos ganas de más actividad, podemos subir hasta Peña Cítores y bajar desde aquí hasta el Puente de la Cantina...veremos sobre la marcha.

La actividad dura unas 5 o 6 horas.

En esta ocasión, nuestra visita a Picos de Europa tenía como objetivo recorrer una parte de la zona media del Cornión, el Macizo Occidental de los Picos de Europa. 
 
Llegamos el viernes a Covadonga e hicimos noche en el albergue La Riera. Allí cenamos, desayunamos y desde ese punto pusimos rumbo con los coches hacia el Lago de La Ercina.
 
El objetivo era hacer un recorrido desde el Lago al Refugio de Vega de Ario, pasando por distintos Picos y disfrutando de parajes de jous, vegas y majadas, si bien la climatología nos obligó a realizar la subida por el camino tradicional, que es el más marcado y el mas recto. 

Despues del merecido descanso veraniego CD Aguacero retomó su calendario de actividades con una ruta en bici de unos 35 km, con aproximadamente 300 mt de desnivel. 

 
Salimos a las 9,00 de la mañana del frontón de Hontanares dirección Valseca en busca del antiguo poblado de San Medel con los restos de una iglesia y de un molino que, en su día, tuvo cierta importancia.
 
Seguimos ruta hacia Encinillas y, pasando por un pequeño puente romano que los lugareseños llaman el "Puente Canto", llegamos a Roda de Eresma.
 
Continuamos la marcha llegando a la vía verde del Eresma en sentido Segovia. Desde aquí al molino Carrascal y cerramos el círculo volviendo al punto de partida.
 
Para recuperar fuerzas, a la llegada a Hontanares, se degustó una rica paella.