Un hornillo, fuego, un paraviento, un cazo con tapa, unas pinzas para manejarlo, un plato, una taza y cubiertos son los utensilios necesarios para preparar y consumir los alimentos, que llevaremos durante nuestras salidas. Descartaremos los hornillos de alcohol por su pobre poder calorífico, y los que usan como combustible derivados del petróleo (bencina, queroseno..) ya que si bien son los que más rinden en condiciones de frío intenso y/o altura, son poco o nada prácticos para el montañero medio al que van dirigidas estas letras. Los hornillos multicombustible, son los que cambiando el chiclé del tubo de suministro admiten el uso de diferentes derivados del petróleo, son útiles si se viaja a lugares en los que desconocemos que tipos de combustible vamos a encontrar. Pero los hornillos más usados - debido a su polivalencia - son los de gas.
La mezcla propano/butano tiene más capacidad calorífica que el butano solo y no es mucho mas caro. Nosotros lo hemos usado a 5200 m y a unos 4 grados bajo cero sin problemas. El mejor hornillo es el que se apoya sobre 3 patas por ser más estable que el que se enrosca directamente sobre la bombona. Se une al cartucho mediante una goma flexible y podremos ponerlo y quitarlo sin tener que esperar a que esta se agote.
Es conveniente llevar además de un mechero cerillas antitormenta para asegurarnos el encendido del quemador, en condiciones de viento o lluvia. Durante la cocción un paraviento protegerá la llama y así ganaremos tiempo al elaborar los alimentos. Otra alternativa es usar el aislante, eso si, con mucho cuidado porque es muy inflamable.
Un cazo o recipiente que podamos poner al fuego, ligero y con una tapa que evite la pérdida de calor para lograr que el agua se caliente antes y una pinza para manejarlo sin quemarnos también serán necesarios. El plato mejor de acero inoxidable que de aluminio y la taza de plástico para no quemarnos cuando bebamos líquidos calientes.
Los alimentos que consumamos, deben ser ricos en hidratos de carbono (cereales y pasta) y supondrán el 55% de la dieta. Las proteínas en un porcentaje del 15 % y las grasas en el 30% restante complementaran nuestra alimentación. Hay que tener muy en cuenta la importancia del agua para metabolizar los alimentos, por lo que nuestra principal preocupación debe ser evitar su déficit tomando para ello sopas, caldos etc.
La fruta, nos aportara agua vitaminas y azucares, por lo que es recomendable llevar siempre algunas piezas.Las naranjas son una buena opción y se conservan muy bien.
Debemos evitar siempre que sea posible , cocinar en el interior de una tienda o en un lugar poco ventilado (una cueva hecha en la nieve, por ejemplo) ya que se consume mucho oxigeno y existe un peligro real de intoxicación por monóxido de carbono que puede tener muy graves consecuencias, incluida la muerte. Si nos vemos obligados a hacerlo deberemos asegurarnos primeramente de que exista una correcta ventilación.