Éxito con los esquís de fondo

 

Madrugamos mucho para realizar nuestra actividad, como suele ser habitual en las salidas de montaña, especialmente tratándose de subir a Cotos en época de esquí. A las siete de la mañana (unos más pronto, otros más tarde) ya estábamos recogiendo los enseres en los locales de Areva: botas, esquíes y bastones. Todo listo para nuestra iniciación al esquí de montaña.
Quince bizarros montañeros nos pusimos en manos de Luis, que nos enseñó las delicias del esquí de fondo durante toda la mañana.
Cuando llegamos a Cotos eran cerca de las ocho, y a las ocho y media ya estábamos todos con las botas puestas y encima de las tablas… buen al principio un ratito encima de las tablas y otro ratito en el suelo. Pero todos deseosos de empezar, ya sea por la emoción de la actividad o por el purito frío que hacía. Menos 11 grados habíamos visto en el termómetro del coche…
Las primeras nociones las recibimos nada más pisar la pista de acceso al circuito. Ahí aprendimos a avanzar, a hacer el paralelo y la cuña… y de ahí a la pista. Sin quitarnos los esquís.
Recorrimos prácticamente todo el circuito, deslizándonos, avanzando, cayendo y levantando… sin dejar de disfrutar.
De cuando en cuando entraba la niebla... aunque para no faltar a la verdad debíamos decir que hubo algunos momentos de claro que nos permitieron ver el sol y disfrutar más si cabe con la actividad. El paisaje era idílico, la pista con una nieve extraordinaria, pocos esquiadores en el circuito… en resumen, un día memorable. De cuando en cuando entraba también la niebla, y algunas ráfagas de viento más fuerte nos desequilibraban, pero no faltaban ganas y ahínco.
A las dos, cuando ya empezaba a nevar, empezábamos a acusar el cansancio y habíamos disfrutado de lo lindo con la actividad, decidimos que era el momento de dejarlo. Aunque no faltaron las caídas, de culo, de bruces, de lado, de costado nos íbamos satisfechos, contentos y sin ningún lesionado… Deseosos de volver otro día con fuerzas renovadas a continuar con nuestro aprendizaje del esquí de fondo.